¿Cómo viajamos en Intrips?



Muchas personas viajan. Pero para ser sinceros, en Intrips viajar en casi lo de menos. Es la excusa. El telón de fondo. El motor de cambio. El disparador de la conciencia, de las sensaciones, de la creatividad, del pensamiento crítico. Es el medio para otro fin. Nuestro objetivo es ofrecer un espacio de confianza en el que desarrollarnos intelectual e interiormente y el viaje es simplemente el contexto perfecto para ello.


Cuando aterrizas en un destino diferente te ves, de repente, rodeado de nuevos mundos sensoriales, nuevas preguntas e inquietudes, que pueden perderse en el manto de saturación o que pueden "agarrarse" y aprovecharse para algo. Nuestro modo de viajar es intentando "agarrar" todo lo que podamos. Porque si no, ¿para qué viajar? Es una acción que contamina mucho y para ver cómo son los lugares también puedes meterte en Google Maps o irte a otro sitio más cercano. Así que pensamos que tiene que merecer la pena el acto de viajar.


Pero para viajar de forma diferente hay que esforzarse. Hay que crear conscientemente una estructura que potencie la inmersión cultural, el encuentro, la comunalidad, la conversación, el pensamiento crítico, la creatividad, la reflexión, la transformación personal. Intrips ha nacido para eso. A continuación os contamos las tres formas diferentes en las que lo hacemos.


1. En primer lugar, lo hace cada uno a su manera, escribiendo su diario, reflexionando en las azoteas de los hostels, mandando un mensaje a un amigo o jugando con unos niños. En Intrips tenemos muy presente la importancia de que cada intriper tenga un tiempo de auto-gestión cada día, en el que pueda decidir qué hacer, cómo moverse, cómo relajarse, con quién hablar o qué descubrir. Por eso nos alejamos de modelos autoritarios de gestión de grupos y elegimos una manera muy flexible y libre de viajar, yendo siempre juntos de una ciudad a otra pero dejando muchos momentos para el descubrimiento por libre o en grupos más pequeños. Estamos convencidos de que una parte de los descubrimientos vienen de uno mismo y esta parte dependerá únicamente de hasta dónde quiera llegar cada intriper.


2. En segundo lugar, desde el equipo de Intrips, realizamos talleres y dinámicas de inmersión cultural. Estos talleres están basados en principios y métodos antropológicos, etnográficos y en diversas ramas de la educación alternativa. El objetivo es sumergirnos en la cultura que estemos visitando y llegar a entender un poco más allá de lo habitual las lógicas, tradiciones, cosmovisiones y formas de vida locales. La estructura y contenidos de estos talleres van variando año a año, de acuerdo a los destinos, el grupo y el equipo Intrips, pero si quieres ver un ejemplo de cómo fue nuestra metodología en 2018 puedes leerlo aquí.


3. Por último, nuestro tercer pilar son las Ruletas Rishi, el sistema por el cual nos nutrimos conjuntamente de conocimientos y habilidades que cada intriper quiera enseñarnos a los demás. Rishi significa sabio en hindi y con la Ruleta Rishi generamos una comunidad de sabios itinerante en la que cada intriper tiene la oportunidad de compartir su pasión y a la vez, aprender a transmitirla. En 2018 tuvimos ruletas de: yoga (Maite), improvisación teatral (Eugenia y Silvia), danza Bollywood (Paula A.), nudos y pulseras (Gara); en 2019, sobre: budismo (Jaime), cambio climático y activismo (Paula H.), problemas y retos del turismo en Nepal (David), judo (Sandra), gestión y mediación de conflictos (Paula A.), ritmos corporales (Carme), lengua de signos (Iris), contact improvisation (Miriam), primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (Tesi) y biodanza (Sofi).


Esta es nuestra filosofía. Este es nuestro espíritu. Y con esta propuesta de viaje aportamos nuestro granito de arena al mundo, porque sabemos el potencial que una experiencia de viaje como la de Intrips puede tener en el desarrollo personal de cada uno y, a su vez, en el impacto que esa persona tendrá en el mundo a lo largo de su vida.


46 vistas