La última Ruleta Rishi

Caía la noche en Rishikesh, la cuna del yoga y nuesto último destino antes de emprender nuestra vuelta. Las emociones estaban a flor de piel y todos sabíamos internamente que esa sería una noche para recordar. Después de cenar en la azotea del hostel, hicimos el Concurso Intriper en el que no faltaron los aplausos, los abucheos y, sobre todo, muchas carcajadas.


Alguien anunció que tocaba la última ruleta rishi, es decir, el último taller dado por un intriper. Nos pusimos todos en círculo alrededor de Iris, que explicó que daría un taller de ukelele. "Este es el primer acorde", dijo ella, "y este el segundo..." y sin más, se arrancó a cantar: "El 4 de julio llegamos, y nos revolucionamos; juntos vamos a estar un mes viajando..."


De repente, comenzó a escucharse un ritmo y todos miramos a Carme, que compartía una sonrisa cómplice con Iris. A ella se le sumaron Marta e Iria en la siguiente estrofa. Las cuatro habían estado componiendo y ensayando la canción a escondidas desde Nepal. En seguida saltaron las primeras lágrimas. No podíamos creerlo. La canción repasaba una por una las ciudades por las que habíamos pasado durante todo el viaje y hacía un homenaje a todos los que habíamos formado parte de la pequeña familia Intrips.


Un final emocionante para este viaje "que no se acaba aquí".



A continuación, os dejamos la letra de esta maravillosa canción que nos transporta a nuestro viaje por Nepal e India. Puedes escuchar la canción aquí


El 4 de julio llegamos,

y nos revolucionamos,

juntos vamos a estar un mes,

viajando.


22 desconocidos,

juntos en esta locura.

Contra cada miedo,

cada uno su vacuna.


Primera parada: Katmandú.

¿Se lo cuento yo, o se lo cuentas tú?

Namasté, otra tacita de té,

aquí el cielo no es azul.


Es el momento,

salimos pal' templo,

vaya calor,

pero no me arrepiento.


Me muero, me ahogo,

pero lo asumo.

Y a Carme un mono

le roba el zumo.


Viene Samat de blanco impoluto;

como unos momos y los disfruto.

Mis papilas están de luto

¿Esto pica? ¡Mucho!


Save The Children o siesta en español,

las galletas nos rentaron un montón.

En las estupa unos pocos nos colamos

y todos acabamos colocados.


La última Ruleta Rishi es esta,

toma mi mano y canta la letra:

en Nepal con el monzón,

en la India con el calor.

Este viaje nunca se acaba,

porque en la piel queda tatuado

todo lo que sucedió,

los amigos que creó.

Esto no se acaba aquí,

solo tienes que decir:

¡Buenos días, Intrips!


Segunda parada: Bandipur

Remanso de paz, ya ves tú.

Subiendo montañas,

amor entre castas,

un newar apareció.

Dime, Lucía, ¿qué opinas tú?


Todos detrás de papá pato

¿Cómo vais? pregunta Jesuscrist

Esta canción, como diría Lucía,

es freestyle.


Y si te falta energía

llama a Naty, tardará unos días,

porque está en el hospital,

pero nada la podrá parar.


Luego también tenemos a Paula,

casi un tigre nos la mata

y un mono casi la atraca,

pero menudas fotos nos saca


En Pokara, mucho llovió

pero la fiesta no paró.

En Chitwan, vaya manguerazo,

pero cómo lo gozamos.


En Pokara, pizza a mogollón,

pero a Tesi le sobraba sitio

para un buen

follón

¡Con altura!


Todos los días un cumpleaños,

qué mas da, qué bien lo pasamos,

aunque a este paso

David ya tiene 40 tacos

¡Felicidades, David!


David, "paani paani" pidiendo

Natalia, siempre escribiendo

¡Temaso!

Gema, de Burgos es la reina

Y Lucía a todas nos peina

Jaime no calla nunca

y menos si es sobre Buda

Marta, en cambio, habla bajito

Mientras Iria suelta un buen grito

¡Buenas noches Rishikesh!


Sofía siempre tan espiritual,

Isa incluso se lo llega a tatuar,

¿Paula has visto a Sandra?

¿O la habéis vuelto a encerrar?


Miriam está de la olla,

el cuerpo le pide rimarlo con Goya

Julia, historia de España nos enseña

Fruta, fruta, fruta,

sin ser nada de eso yo

El chubasquero que Marta robó,

mientras Iris esta canción escribió.


La última Ruleta Rishi es esta,

toma mi mano y canta la letra:

en Nepal con el monzón,

en la India con el calor.

Este viaje nunca se acaba,

porque en la piel queda tatuado

todo lo que sucedió,

los amigos que creó.

Esto no se acaba aquí,

solo tienes que decir:

¡Buenos días, Intrips!


Llegamos a Lumbini,

nos despedimos de Nepal

y nadie podía dejar de llorar.

Hemos creado nuestra propia Pagoda de la Paz.


Hola, Varanasi, ¿qué tal estás?

¿Es el calor o de naranja vas?

"Ten rupis per foto" pedirás

y así a un naranjito joderás.


Si no te gusta esperar,

a Agra no vayas a desayunar,

solo a ver el Taj Mahal

y a coger un tren rumbo a Hardiwar.


Siguiente parada, nos pusimos malitos,

pero en Rishikesh, tan agustito.

Un puente colgante apareció

y una clase de yoga nos calmó.


La última Ruleta Rishi es esta,

toma mi mano y canta la letra:

en Nepal con el monzón,

en la India con el calor.

Este viaje nunca se acaba,

porque en la piel queda tatuado

todo lo que sucedió,

los amigos que creó.

Esto no se acaba aquí,

solo tienes que decir:

¡Buenos días, Intrips! x 2


El 30 de julio nos vamos,

pero no por eso olvidamos.

Todo lo que hemos pasado,

en el corazón queda grabado.


22 amigos,

ahora estamos unidos.

Con todo nuestro dolor,

tenemos que deciros adiós.

18 vistas