"La India por dentro", un primer acercamiento desde el sofá de casa a nuestro destino


Inauguramos este blog con una de nuestras referencias preferidas sobre la India. Por supuesto, existen infinidad de libros, artículos y blogs sobre la India, pero el libro del que aquí hablaremos tiene algo único y especial y os vamos a contar por qué. 


Si estás ansioso/a de que llegue el 3 de julio, si te emocionas cada vez que oyes hablar de la India y quieres dedicar un poco de tiempo a indagar sobre el país, la fuente que recomendamos fervientemente a nuestros intripers es "La India por dentro", de Álvaro Enterría. En la contraportada se describe el libro como una "guía cultural". Sin embargo, bajo mi punto de vista, se trata más de una traducción cultural. No es una guía al uso, como los capítulos dedicados a la sociedad india que te puedes encontrar en cualquier guía de viaje. Se trata de todo un detallado ejercicio de traducción de una cultura tan diferente a la nuestra a la comprensión de una mente occidental, sin caer en etnocentrismos ni simplificaciones, a pesar de todos los temas que trata y de su complejidad.


Álvaro Enterría conoce las preguntas, inquietudes y sorpresas de viajeros como nosotros porque en algún momento también debió de tenerlas él. La clave de este libro es que el autor es un español que sabe cómo piensa la cultura occidental y que además está sumergido por completo en la sociedad india, por lo que da en el clavo de la información que demanda un viajero y de las cuestiones que más nos pueden inquietar a los occidentales. Enterría lleva viviendo y trabajando en la India desde 1989 y lo que es aún más importante, está casado con una mujer india con la que tiene dos hijos. Para nosotros, los lectores, esto es un dato fundamental, ya que no solo dispone de un conocimiento experto, teórico e intelectual del país, sino que posee un conocimiento experiencial y personal que ha ido acumulando en los últimos 30 años. 



Confieso que este libro me salvó de la más absoluta perplejidad e incomprensión en varios momentos de mi viaje a la India el año pasado. Es una sociedad tan diferente a la nuestra que si no dedicas un poco de tiempo a comprenderla previamente no podrás dar sentido a lo que ves, escuchas y experimentas durante el viaje.


Desde el momento mismo de aterrizar en Delhi, aún en el aeropuerto, comenzaron a surgir las primeras incógnitas y tuve que reconocerme a mi misma las lagunas de conocimiento que tenía sobre la sociedad india y que se iban acumulando hora tras hora como misterios sin resolver. Había leído muchos blogs y algunas cosas en la guía, pero era en realidad un conocimiento muy superficial para aquel mundo desconcertante. Y encima, alimentado por los estereotipos e ideas creadas en Occidente que interpretan de manera simple y muchas veces, errónea, la India. 


Cuando citamos el nombre de este país, a todos nos vienen imágenes a la cabeza del tipo de señoras con trajes de colores y puntos rojos en la frente, hippies bailando y fumando en las playas de Goa, el mundo erótico y exuberante del Kamasutra, Julia Roberts meditando en el ashram de la peli "Come, reza, ama" y niños desnutridos en los anuncios de ONGs en marquesinas de autobuses. Si hay en el mundo un país en el que las imágenes que nos vienen a la mente a los occidentales están profundamente sesgadas y estereotipadas, ese es, por encima de todos, la India. 


Yo había sobrevalorado mis capacidades comprensivas sobre el terreno. No conseguía despojarme de mis lentes occidentales. Mucha gente piensa que cuanto menos sepas al viajar mejor, que así te encontrarás de frente sin ataduras ni sesgos, más puramente, ante una realidad que te impactará más y que comprenderás in situ a través de la experiencia. Desde mi viaje a la India, ya no creo en esta postura. En un mes de viaje no puedes llegar siquiera a comprender un 10% de lo que observas. Solo si eres Álvaro Enterría, te casas con una india y vives allí 30 años, podría comprar el argumento de conocer a través de la experiencia. Y aún así, la comprensión plena es imposible para alguien que ha nacido y se ha criado en un sistema de pensamiento completamente diferente al indio. 


Con la familia de Jodhpur en su casa. Jigyasa, la hermana mayor (la que mejor sabía inglés de la familia) nos explicó cómo funciona el sistema educativo indio y otros aspectos de la cultura rajastaní.

Fue en el Rajasthan, tras haber conocido a una familia que nos invitó a su casa en Jodhpur, cuando me di cuenta de que mi falta de entendimiento de la cultura limitaba las posibilidades de una comunicación profunda con las personas, que al final quedaba en conversaciones cortas e interpretaciones simplistas de todo lo que iba observando. Eso sumado a que cuando te relacionas utilizando una lengua de préstamo para ambos, el inglés, estás en manos del desconcierto y el malentendido, que amenazan todo el tiempo. 

Sentí que no podía continuar el viaje con esa sensación de incomprensión total, por lo que una mañana decidí no salir en todo el día y me quedé en la azotea del hostel devorando las páginas de este magnífico libro, que había tenido la genial idea de llevar conmigo, a pesar de su peso. 


Fue mi salvación. Por fin podía alejarme de todas esas simplificaciones que había venido haciendo mentalmente sobre la relación entre indios hindúes e indios musulmanes, el sistema de castas, el pasado colonial, el papel de la mujer, y tantos otros temas. El libro, de 500 páginas, está dividido en seis grandes capítulos: 1. Historia, 2. Religión, 3. La sociedad, 4. Arte, lenguas y ciencia, 5. El estado y 6. El viaje. Tiene un lenguaje sencillo y abordable para cualquiera que no sepa demasiado sobre la India, pero sin perder a la vez la rigurosidad. Sin pretenderlo, el autor desmonta todos los estereotipos típicos que tenemos y que él conoce muy bien por provenir de la misma sociedad. 


Solo puedo deciros, intripers, que os recomiendo absolutamente su lectura previa al viaje e incluso incluirlo en la exclusiva lista de los objetos que llevar en la mochila. Tras un día de intensas sensaciones, poder recurrir de vez en cuando en los hostels y los trayectos en tren a estas páginas nos dará sin duda un marco de sentido para nuestras sensaciones y observaciones durante el viaje. 

0 vistas